Diversas iniciativas

​En el Centro Cultural y Deportivo Monte Verde, se han propuesto, con motivo de la visita del Papa Francisco a nuestro país, intensificar la labor social con los jóvenes beneficiarios de sus programas.

En Colombia

En el Centro Cultural y Deportivo Monte Verde, se han propuesto con motivo de la visita del Papa Francisco a nuestro país, intensificar la labor social con los jóvenes beneficiarios de sus programas. A pesar de tener limitaciones económicas, no han dudado en hacer campañas de ayuda a personas en condición de vulnerabilidad, en Bogotá y sus alrededores.

Ropero Comunitario

La primera actividad que se ha realizado, con el apoyo de estos jóvenes, sus padres y los colegios donde estudian, fue la consecución de ropa usada en buen estado. Convocando jornadas de recolección en cada colegio, se logró un gran impacto en varios de ellos de la localidad de Bosa, al sur de Bogotá: se han recogido alrededor de 2000 prendas, para donar al ropero comunitario de la zona de Casucá. Entre los habitantes de este sector del municipio de Soacha, viven casi 20.000 víctimas del conflicto armado, que llegaron huyendo de la violencia.

Con los habitantes de la calle

Otra de las problemáticas de Bogotá es la proliferación de personas que viven en la calle, con graves problemas de drogadicción y de trastornos de la personalidad. Para atender a éstas personas, se planteó otra de las actividades sociales de Monte Verde, con motivo de la visita del Santo Padre. Los jóvenes comparten su tiempo y distribuyen algunos alimentos con estas personas marginadas. Aunque ha sido una actividad muy impactante, los jóvenes han entendido que, en una sociedad cristiana, ninguna persona puede ser catalogada como “desechable”, como tantas veces ha insistido el Papa Francisco.

Con niños enfermos en hogares de paso

Además, se propusieron apoyar y frecuentar albergues de paso, para niños con enfermedades graves, que vienen de la provincia, incluso de lugares muy apartados de nuestra geografía, a recibir tratamiento médico en Bogotá. Están visitando La Casa de Los Ángeles, que atiende a más de 200 niños, que permanecen entre uno y tres años en la ciudad, recibiendo tratamiento clínico para el cáncer y el VIH/SIDA.

Con los mayores

“¡Qué importantes son los abuelos en la vida de la familia, para comunicar el patrimonio de humanidad y de fe esencial para toda sociedad!”, expresó el Santo Padre a través de su cuenta @Pontifex_es, el pasado 26 de julio de 2017. En sintonía con el Papa Francisco, se han visitado hogares geriátricos en el municipio de Silvania (Cundinamarca), y en Bogotá. En estas visitas, se mantienen amenas charlas y juegos con los adultos mayores y, sobre todo, se les dedica tiempo, a escucharlos y se les da algún alimento.Este acercamiento con personas de la tercera edad, muchas veces abandonadas por su familia, ha sido una oportunidad de servicio y de conocimiento de historias de vida aleccionadoras. Muchos de los jóvenes, después de estas visitas, regresan a su casa valorando y amando más a sus padres y abuelos, con el firme propósito de cuidarlos con paciencia y, con la convicción, de no abandonarlos jamás, a pesar de los achaques y enfermedades que vienen con la edad.

De los universitarios, se han inscrito más de 40 jóvenes como “voluntarios” para ayudar en la Santa Misa con el Papa el 7 de septiembre, en Bogotá.