Desapareció la mancha

Aunque he intentado desarrollar mis habilidades para el cuidado de la casa, no consigo buenos resultados. Por eso cuando manché mi falda nueva por segunda vez, que sólo se puede lavar en seco, me dí cuenta que necesitaba ayuda.

Relatos y favores
Opus Dei - Desapareció la mancha

Aunque he intentado desarrollar mis habilidades para el cuidado de la casa, no consigo buenos resultados. Por eso cuando manché mi falda nueva por segunda vez, que sólo se puede lavar en seco, me dí cuenta que necesitaba ayuda.

Envié un mensaje a una amiga experta, preguntando qué hacer. Enseguida, me recomendó un spray limpia alfombras. Sin embargo, las primeras aplicaciones del producto no funcionaron. Entonces, me dirigí a Dora: “Si me ayudas a quitar la mancha, escribo el favor”.

Apliqué el producto una vez más y la mancha desapareció. Sin dejar de rezar a Dora, sequé y planché la falda y quedó como nueva. Gracias, Dora.

A. R. (Estados Unidos)